Las chavalas tenemos que hablar de amor, sexo y deseos: para conocer, decidir y actuar

Cuando una mujer de cualquier edad demuestra conocimientos sobre sexo, sexualidad o placer sobra gente que piense mal de ella. El machismo, ha enseñado a los hombres a temer a las mujeres que saben lo que dicen, frente a una mujer informada y capaz, se enojan porque pierden poder, el poder de dominar.

Toda chavala debe conocer sobre sexo y sexualidad, convertirse en experta de su propio placer para decidir lo que le gusta y lo que no, y ser creativa al momento de compartir la intimidad con otra persona. Independiente de la opción u orientación sexual, toda persona debe elegir y descubrir lo que le hace sentir bien.

varias.palm z

Inseparables de la sexualidad son la imaginación y el autoerotismo; auto-complacerse, tocarse. Y por si no lo sabían, la masturbación femenina existe desde hace muchísimo tiempo y a finales del siglo XX su práctica aumentó, cada vez más mujeres la viven con placer y sin culpa.

Antes de tener intimidad con alguien es necesario conocerse y experimentar con el propio cuerpo. Tener contacto físico con otra persona es una manera de experimentar placer, pero no es la única. Adueñarnos de nuestro cuerpo es conocerlo y decidir qué experiencias queremos tener, incluyendo el derecho a no tener sexo.

Si te sentís cómoda no tenés que someterte a los deseos de otras personas, todo tiene que ser voluntario; por eso las chavalas debemos saber qué queremos, cómo lo queremos, cuándo lo queremos y con quien.

2 opiniones en “Las chavalas tenemos que hablar de amor, sexo y deseos: para conocer, decidir y actuar

  1. Me encanta toda la informacion compartida, es muy valiosa me llena de conociemientos para compartirlos con amigas y amigos.

  2. Creo que el poder hablar con alguien mas, sobre nuestra sexualidad, sobre nuestro cuerpo y la manera en como concebimos vivir nuestro propio cuerpo es algo fascinante y muy importante, ya que así doy paso al reconocimiento pleno de mi mism@, y estoy poniendo un alto a lo que por rumores puede llegar a mi cabeza, sobre lo que significa mi cuerpo y la manera de como debo vivirlo y consentirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *