Cuando era adolescente me decían: “La que da el pico…”

Cuando era adolescente me decían: “La que da el pico…”

Mafalda

Mafalda

Me imagino que ya completaste la frase. Un dicho popular que se les dice a mujeres de todas las edades, especialmente a las adolescentes y jóvenes. Puede que te la diga tu mamá, papá, hermanas, hermanos o alguna vecina, pero de que te la dicen te la dicen.

Cuando me la dijeron por primera vez yo pensé ¿Qué significa eso? Ya sabía que a la vulva la llamaban de forma despectiva u ofensiva, una de esas palabras feas era: mico. Entonces,yo solita comencé a maquinar sobre qué significaba la bendita frase. Odié a cada persona que me la dijo ya que se siente horrible escucharla, y más cuando sabes su significado popular.

¿No sería mejor decirle a las muchachas cómo cuidarse?; explicarles cómo funciona su cuerpo; hablarles sobre sexo seguro; informarles sobre cómo evitar un embarazo no deseado. Y a los chavalos enseñarles a que usen condón, que respeten las decisiones de las chicas, si ellas quieren o no tener sexo y que nunca deben presionarlas u obligarlas.

Si la frase te la dicen cuando sos bien pequeña, te quedas como en la luna, no sabés a que se refieren, y en el camino vas aprendiendo el significado. Si tuviste novio, tuviste relaciones sexuales y se dan cuenta porque te quedaste embarazada llega el momento que entendés el significado real de esa odiosa frase.

Muchas niñas y adolescentes son abusadas sexualmente y como consecuencia quedan embarazadas; se las culpa diciendo que ella fue la que quiso, repitiéndoles esas mismas frases.

La lista de estas dichos ofensivos es larga. Nuestro imaginario colectivo esta plagado de ellos y de innumerables comentarios despectivos respecto a nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. Las mujeres hablamos en secreto sobre la sexualidad y eso nos coloca en desventaja; no debe seguir pasando.

Hablar de sexualidad es importante porque la información nos ayuda a tomar decisiones y porque merecemos vivirla con alegría, desde la sorpresa pero con conocimiento, desde la complicidad con amigas, amigos y familiares que estén ahí para responder cada pregunta que necesitamos hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *