¿A qué edad me vendrá la regla?

Todavía en estos tiempos las chavalas hablamos en secreto y con miedo sobre la menstruación. Muchas nos preguntamos a qué edad es normal que baje la regla. A algunas les vendrá a los 14 o 15, pero a otras les empieza desde los 9 años, incluso habrá algunas a que llegan a los 18 años y es cuando tienen por primera vez su ciclo menstrual. En cualquier caso, muchas viven con preocupación por ser algo nuevo que está pasando en su cuerpo.

Imagen de Equipo Maíz El Salvador

Imagen de Equipo Maíz El Salvador

Es porque la llegada de la menstruación depende de cada organismo. Para que llegue la primera regla es necesario que las hormonas empiecen a actuar, que se alcance un cierto peso, que la pelvis alcance una cierta forma. Después que te baje la regla por primera vez, puede pasar un año o a veces más para que la menstruación se haga regular. También eso es muy variable y muy normal. Influirán las emociones y los estados de ánimo.

Muchas niñas que por el hecho de no estar informadas se llevan un gran susto la primera vez; no les han hablado de esto ni en su casa ni en la escuela por eso no están preparadas. Por lo general, las amigas hablan de eso cuando ya les vino. Si ya te viene la regla es bueno que hables de ello con las amigas o hermanitas más pequeñas; es mejor con información sabiendo que es un proceso normal.

Descubriendo la regla. Equipo Maíz, El Salvador

Descubriendo la regla. Equipo Maíz, El Salvador

Un signo de salud

Muchas veces en el lenguaje popular les dicen a las chavalas “¿Andás enferma?” cuando en realidad el que te venga la regla es una señal de salud. Hay mujeres de todas las edades que cuando andan con su periodo menstrual les dan molestias como hinchazón y cólicos; algunas tienen dolores más o menos fuertes. Si eso te sucede es importante contarle a tu mamá, tía o amiga para que puedas revisar la causa y te den las indicaciones necesarias. A veces solo un té calientito puede aliviarte mucho.
Pero no te dejes convencer, tener la regla no es estar enferma. Si necesitas reposo, bien, pero no es necesario que dejes de realizar tus actividades, que te alimentes o cambies tu vida por eso.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *